¿Sabes qué es el binge drinking? ¿Alguna vez lo has hecho?

El binge drinking, de acuerdo al Instituto Nacional del Abuso de Alcohol y Alcoholismo (NIAAA, por sus siglas en inglés), es el consumo de cinco o más tragos para hombres y de cuatro o más tragos para las mujeres en un periodo de dos horas. ¿Alguna vez te ha pasado que vas a unos previos y te tomas en menos de dos horas cinco tragos? Si la respuesta es “sí”, entonces has realizado binge drinking.

De acuerdo a diversos estudios, los universitarios son los que realizan más la conducta de beber de manera intensa en un periodo corto de tiempo. Por un lado, se ha encontrado que lo hacen porque consideran que beber grandes cantidades de alcohol es “lo que debería hacer un universitario”, lo que se esperaría de ellos. Piensan que es la única manera de divertirse y despejarse del estrés que implica la universidad. Mientras que, por otro lado, otros estudiantes realizan binge drinking debido a la presión que ejercen sus amigos sobre ellos.

El problema con esta conducta es que los estudiantes perciben que no es un problema, ya que consideran que no son alcohólicos, y que en realidad los demás estudiantes son los que consumen mucho más alcohol que ellos. No obstante, el binge drinking trae consigo consecuencias como bajo rendimiento académico, ausentismo en clases, así como pérdida de horas productivas de estudio. Asimismo, se encuentra asociado con el involucrarse en diversas conductas de riesgo: uso de drogas ilícitas, relaciones sexuales sin protección, subir a un carro con un chofer que ha estado tomando, etc.

La semana de parciales ya terminó. Todos han hecho un gran esfuerzo y ahora es momento de relajarse un poco… ¡Se lo merecen! Sin embargo, evalúen de qué manera quieren disfrutar de este tiempo.

 


Conroy, D., Sparks, P., & Visser, R. (2015). Efficacy of non-drinking mental simulation intervention for reducing student alcohol consumption. British Journal of Health Psychology, 20(4), 688-707.

Dotson, K., Dunn, M., & Bowers, C. (2015). Stand-alone personalized normative feedback for college student drinkers: A meta-analytic review, 2004 to 2014. PLoS ONE, 10(10), 1-17.

Jackson, D., Walling, L., & Thompson, A. (2007). Recreational sports participation as a mediating factor for college student alcohol use. Recreational Sports Journal, 31(2), 119-130.

Lyons, A., Goodwin, I., & McCreanor, T. (2015). Social networking and young adults’ drinking practices: Innovative qualitative methods for health behavior research. American Psychological Association, 34(4), 293-302.

National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism (2004). NIAAA council approves definition of binge drinking. NIAAA Newsletter, 3: 3.

Miller, J., Naimi, T., Brewer, R., & Jones, S. (2007). Binge drinking and associated health risk behaviors among high school students. Pediatrics, 119(1), 76-85.

Ward, R., Galante., M, Trivedi., R. & Kahrs, J. (2015). An examination of drunkorexia, Greek affiliation and alcohol consumption. Journal of Alcohol & Drug Education, 59(3), 48-66.

Wrye, B., & Pruitt, C. (2017). Perceptions of Binge Drinking as problematic among college students. Journal of Alcohol & Drug Education, 61(1), 71-90.

Yaccarino, E. (2001). Alcohol abuse information and support systems through the college student affairs and student peer counseling perspectives. Journal of Alcohol & Drug Education. 40(2), 13-13.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *