Respondiendo adecuadamente a un examen de desarrollo

Muchas veces los estudiantes se frustran al recibir una nota porque consideran que su respuesta a una pregunta en una evaluación ha sido correcta, pero no han recibido el puntaje total (en algunos casos, ni siquiera parcial) por ella. ¿Qué podría estar ocurriendo?

 

Posiblemente no se está respondiendo a lo que se pregunta, aunque lo planteado sea correcto. Hay que tener en cuenta que en un examen de desarrollo se debe contestar solamente lo que esté relacionado con el tema de la pregunta; en este tipo de evaluaciones, las preguntas pueden ser de tres tipos:

 

  • Algunas apuntan directamente a la capacidad de recuerdo, es decir, se relacionan con contenidos a memorizar. Se reconocen porque llevan las palabras definir, describir, listar, nombrar, enumerar…
  • Otras preguntas tratan sobre temas que se han debido comprender. Este tipo de preguntas se identifican por ir precedidos de verbos tales como relacionar, comparar, resumir, desarrollar, explicar…
  • Finalmente, el nivel más complejo lo comprenden preguntas en las que se apela a valoraciones personales de un tema, es decir, a qué se piensa personalmente de lo estudiado. Si se encuentran palabras como juzgar, analizar, criticar, opinar, se está en ese terreno.

 

Los enunciados en este tipo de examen pueden contener los siguientes elementos: tema o título del enunciado (la cuestión principal sobre la que se trata), foco (limitación detallada del tema), instrucción (operación concreta que se pide realizar: definir, describir, comparar, analizar) y punto de vista (posición argumentativa solicitada).

 

Al responder, lo primero es hacer un esquema sobre el tema y emplear la definición, comparación, identificación o explicación de lo que piden. Asimismo, es necesaria una adecuada capacidad de síntesis para condensar la información necesaria en el espacio ofrecido.

 

Luego hay que identificar el tema y el foco y determinar su relación con este, observar si hay una instrucción y analizar qué pasos o apartados implica. Finalmente, analizar si hay un punto de vista implícito o explícito y su concordancia con el propio para planificar una respuesta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *