¿Me retiro o no me retiro? He ahí el dilema …

Estamos por terminar el semestre 2018-II. Por ello, es importante que tengas claro cómo vas hasta el momento. Si aún no lo haces, te invitamos a realizar un análisis profundo de los resultados obtenidos en cada una de las asignaturas en las que te encuentras matriculado.

Estas son algunas preguntas que te pueden orientar: ¿aprobaste el parcial? ¿te sientes seguro de lo aprendido hasta el momento? ¿cómo te ha ido en las otras evaluaciones? ¿qué nota necesitas en el examen final para aprobar el curso? ¿es posible que la obtengas? ¿qué notas necesitas en los cursos para obtener un promedio ponderado aprobado?

Trata de responder estas preguntas a conciencia, siendo lo más objetivo posible y teniendo en cuenta que las decisiones que tomes, tendrán distintas consecuencias.

Si luego de la evaluación que realizas, las respuestas no son muy alentadoras, podrías evaluar la opción de retirarte del semestre. Esta alternativa resulta de utilidad, sobre todo en los casos en los que tu permanencia en la universidad se encuentra en riesgo (ver Reglamento de Estudios art. 40). La universidad te brinda la posibilidad de hacerlo hasta medio día del último día de clases, es decir, sábado 24 de noviembre (12:00 m.)

Si realizas el trámite de retiro de ciclo, no serás considerado repitente en los cursos en los que estuviste matriculado. Sin embargo, recuerda que no es posible retirarte del semestre más de dos (2) veces en forma consecutiva o más de cuatro (4) en forma alterna a lo largo de tu permanencia en la universidad.

Para más información respecto a este trámite, te invitamos a revisar el punto 36 del Reglamento de Estudios de Pregrado

Los días que quedan son cruciales y es importante que te esfuerces al máximo. Ya, dentro de poco, podrás disfrutar de unos días de descanso.

¡Muchos éxitos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *