La mnemotecnia y el aprendizaje I

El rendimiento de la memoria puede mejorar con la práctica y con el uso de técnicas adecuadas que la potencian. Todas tienen su lógica y de acuerdo a ello pueden ser de utilidad en distintos cursos.

 

La organización lógica del material a retener.

 

La memoria no trabaja bien con elementos aislados, sino que necesita organizar lógicamente el material que ha de memorizar. Debido a que la totalidad permite una mejor comprensión de los elementos. Para ello organiza los datos que debas memorizar procurando:

– Que estén relacionados entre sí.

–  Que tentan sentido.

–  Que se integren en un todo lógico.

Si organizas todos los elementos de este modo, el gasto de energpia será menor ya que reducirás la interferencia entre los elementos.

 

a.    Historietas.

Otra forma de organizar lógicamente los elementos que debes retener es considerar la elaboración de historietas en las que diferentes elementos sean integrados. En la historieta la evocación de un elemento te lleva al siguiente y así sucesivamente hasta completarla. Esta técnica puede ser útil en cursos como Historia, Ciencias Sociales, Filosofía, étc, ya que la elaboración de la historieta es más fácil de realizar. Se debe tener hitos dentro de la historia que te lleven al siguiente.

 

b.    Acrósticos.

Te permiten organizar los elementos sueltos que debes memorizar formando una palabra o frase con las iniciales de los elementos. Así ahorrarás energía cognitiva y aprobecharás al máximo tu espacio de almacenamiento de información. También puedes formar una frase utilizando la primera letra de cada elemento que debes recordar.

 

c.    Versificación.

El empleo de la rima y el ritmo es otra forma de favorecer la evocación de lo aprendido. Por ejemplo, los escolares suelen aprender la tabla de multiplicar utilizando un ritmo, o memorizar fórmulas o principios matemáticos con rimas, además la información del día a día se puede volver más fácil de recodar con una rima.

 

Referencia: Salas, M. (2014). Técnicas de estudio para secundaria y universidad. Madrid: Alianza Editorial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *