La importancia del sueño

Sabemos que el sueño es un proceso fisiológico, de vital importancia para la salud integral del ser humano. Sin embargo, algunos estudios indican que la tendencia de la población es reducir el tiempo de sueño. En este sentido los más jóvenes son más sensibles a desarrollar alteraciones del sueño debido a factores externos y a distintos hábitos que pueden afectar su salud (consumo de alcohol, café, tabaco, etc.). Entre las principales funciones del sueño se encuentran las siguientes: restablecimiento o conservación de la energía, regulación de la temperatura y del metabolismo, eliminación de toxinas, consolidación de la memoria y fortalecimiento del sistema inmunológico, etc.

La consolidación de la memoria se refiere al proceso mediante el cual la información de corto plazo, lábil y limitada, pasa a convertirse en información de largo plazo, más resistente e ilimitada. Además, la retención de la información es mucho mejor después de una noche de sueño, que después de un intervalo de descanso similar manteniéndose constantemente en alerta.

Respecto al aprendizaje, las áreas cerebrales que se activan durante este proceso, se vuelven a activar durante el sueño; esto ha llevado a proponer que durante el mismo se realiza una recapitulación o reactivación de la información previamente aprendida, con lo cual se favorece la consolidación del aprendizaje. Es por ello que se apoya la recomendación a cerca de dormir bien antes de una jornada larga de estudios.

Bibliografía:

Carrillo Mora, Paul. Ramírez Peris, Jimena. Magaña Vásquez, Katya. (2013). Neurología del sueño y su importancia: antología para el estudiante universitario. Mex. Recuperado desde la wed. http://www.scielo.org.mx/scielo.php?pid=S0026-17422013000400002&script=sci_arttext

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *