Identidad sexual II

Vivimos una época en que aparentemente la sexualidad y la homosexualidad se abordan de manera más libre y sin prejuicios, en la que no hay serie de TV, película o reality en que no haya siquiera un personaje homosexual (con su beso más), en que se juega con los estereotipos y los vínculos se estrechan, en que todos “se aman” en Facebook y los jóvenes se permiten expresiones de afecto más abiertas porque es “normal nomás”.
Pero, ¿hay realmente una actitud más abierta y tolerante hacia la homosexualidad?
En los últimos años me ha sido frecuente recibir en el Servicio de Psicopedagogía y Fortalecimiento de Competencias a jóvenes confundidos acerca de su identidad sexual. Llegan preguntando si, por haber tenido una “experiencia homosexual”, o por tener amigos homosexuales, ellos mismos lo son, o asustados y avergonzados porque alguien de su mismo sexo les ha parecido atractivo o atractiva.
Entonces, ¿cómo es? Por un lado es “normal”, open mind y hasta “paja” tener amigos homosexuales, y por otro viven palteados de si se les insinuarán alguna vez, y qué podría significar eso. Tampoco son infrecuentes expresiones tales como “qué asco”, “es mi amigo, pero ahí nomás, con respeto”, etc., lo que me lleva a pensar que, incluso en estos tiempos tan liberales, las dudas, temores, fantasías y prejuicios siguen siendo las de siempre y están ahí, sin intención de irse a ninguna parte.
Por otra parte, hace menos de un mes falleció en Santiago de Chile un joven de 24 años tras ser atacado y torturado. ¿La razón? Ser homosexual. En el Perú, Giovanny Infante, presidente del Movimiento Homosexual de Lima (MHOL), afirma que, solo en lo que va del año, trece personas han muerto debido a su opción sexual.
¿Qué pasa entonces? ¿Estamos realmente más abiertos al tema, o simplemente queremos creer que así es? ¿Se puede hablar de una homofobia disfrazada, así como de un racismo disfrazado? ¿Qué opinas?
Jorge Pérez-Reyes
Psicólogo

1 comment

  1. Pingback: Psicomentarios – Identidad sexual I

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *