Estabilidad emocional y rendimiento académico I

El malestar emocional generado por estrés, ansiedad, tristeza, cólera y/o cansancio, afecta significativamente el funcionamiento cognitivo, mermando la concentración, la memoria, el juicio, el razonamiento analítico y la habilidad de síntesis.

Un estudio realizado por la Dirección de Gestión del Aprendizaje de la UP, tomando como base los resultados de la evaluación psicológica a ingresantes y los resultados de la encuesta de evaluación a docentes y encargados de práctica, buscó ver en qué medida ciertas variables de personalidad impactan en el rendimiento en los cursos Nivelación en matemáticas, Nivelación en lenguaje, Matemáticas I y Lenguaje I. En este primer post revisaremos los cursos relacionados a las matemáticas. Los hallazgos pueden ser sorprendentes.

En el caso de los cursos de matemáticas, es importante poseer una elevada aptitud para trabajar con números y ser eficaces al resolver problemas.

Un estudiante que, además de eso, no se sienta afectado por emociones fuertes y vea satisfechas las expectativas que tuvo hacia su docente, podría mejorar hasta en 32% su rendimiento en Nivelación en matemáticas. Es decir, el control emocional podría ayudar a rendir mejor en esta materia.

De igual manera, al analizar los resultados de Matemáticas I, se encontró que ver satisfechas las expectativas hacia el docente, confiar en las propias capacidades y sentirse seguro de poder enfrentar diversas situaciones, ayudarían a obtener un rendimiento destacado. Pero hay más: los alumnos que posean un alto nivel de desarrollo de la aptitud verbal y un adecuado control de impulsos, podrían elevar hasta en 34% su rendimiento.

La explicación sería que la confianza en sí mismo, unida al adecuado control de impulsos, llevarían a los estudiantes a enfrentar con mayor calma los exámenes de este curso y a trabajar de manera reflexiva, revisando su procedimiento y no apurándose en dar una respuesta, tolerando mejor la desesperación y la frustración que puede generar el no resolver un problema en el tiempo calculado.

El dato ofrecido por aptitud verbal, que refiere a la capacidad para comprender enunciados verbales, lleva a pensar que Matemáticas I es un curso que requiere la comprensión de los enunciados, antes que solamente aprender fórmulas y aplicarlas de manera mecánica. Tal vez ahora lo pienses dos veces antes de decidir llevar Matemáticas I a la par de ,o previo a, Nivelación en lenguaje.

Así, vemos que la serenidad, el control de impulsos y la confianza en sí mismo, basada en una autoestima sólida, son elementos que podrían ayudar a rendir mejor en la universidad.

Podrás conocer la relación entre estabilidad emocional y el rendimiento en cursos de lenguaje aquí.

Jorge Pérez-Reyes

Referencias:
Espejo, A., Jibaja, C. Pérez-Reyes, J. y Rubina. M. (2014). Informe de resultados de la evaluación psicológica de ingreso 2014-I. Lima. Universidad del Pacífico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *