¿Eres lo que comes?

Los desórdenes alimenticios se dan cuando las actitudes de una persona hacia la comida y el peso son tales que los sentimientos hacia el trabajo, estudios, relaciones, actividades diarias y emociones, son determinadas por lo que se ha o no se ha comido o por un número en la balanza (Siegel, Brisman y Weinshal, 1988).
El elemento común a todos los desórdenes alimenticios es la baja autoestima; las personas que los padecen están disconformes con su imagen corporal, son extremistas en cuanto al consumo de alimentos, y presentan un miedo irracional a ganar peso y un deseo obsesivo por adelgazar, que les lleva a realizar prácticas poco saludables para lograrlo, tales como ayunos, inanición, uso de laxantes, diuréticos y medicamentos para perder peso, ejercicio riguroso, vómito autoinducido, dietas estrictas, etc.

¿Cuáles son sus causas?

En el caso de los desórdenes alimenticios, no se habla de causas, pues éstas no se conocen a ciencia cierta, por lo que los especialistas se refieren a factores predisponentes y desencadenantes, veamos algunos de ellos:
Psicológicos Entre estos se cuentan episodios puntuales dolorosos en la vida, percepción de carencia afectiva, infravaloración de los propios sentimientos y pensamientos, y algunas características propias de personalidad (perfeccionismo, obsesividad, compulsividad e hipersensibilidad).
Socioculturales Ocupan un lugar destacado, e incluyen familias sobreprotectoras, rígidas y poco efectivas para resolver conflictos, rupturas dolorosas de relaciones importantes, y los modelos y mensajes que hablan de las “ventajas” de mantenerse delgad@.
Biológicos Se habla de una posible anormalidad en el sistema noradrenérgico y una probable disminución de la proteína llamada leptina, que proviene de las células grasas del cuerpo.
Si una persona es vulnerable a padecer un desorden alimenticio, basta un evento que no pueda o no sepa manejar para “activarlo”, ya sea el hostigamiento por estar gord@ o hechos traumáticos.
Para conocer los principales desórdenes alimenticios, sus características y cómo reconocer a una persona que los padece, visita nuestro post “¿Cuáles son los desórdenes alimenticios más comunes?”.
Jorge Pérez-Reyes De la Flor
Psicólogo

1 comment

  1. Pingback: Psicomentarios – ¿Cuáles son los desórdenes alimenticios más comunes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *