¿El trabajo trae felicidad?

Ironías de los ránkings… y de las carreras. 
Un estudio realizado por la Organización Nacional de Investigación de la Universidad de Chicago en 2011, y publicado en la revista Forbes, revela un listado con las diez profesiones más “felices”, en el cual se aprecia más de una sorpresa como, por ejemplo, que es el sacerdocio la que mayores gratificaciones ofrece a quienes lo practican. Puedes ver el ránking aquí.
Más allá de si puede medirse la felicidad de manera objetiva, se observa que seis de estas ocupaciones se relacionan con prestar servicio o ayuda a otros, y otras dos están vinculadas a la creatividad y la vida artística; además, sin que los encuestados dejen de considerar sus ganancias, ninguna de ellas es percibida como una gran “fuente de dinero”.
Por otra parte, y curiosamente, las diez ocupaciones en las que las personas se sienten menos felices (de acuerdo a una encuesta realizada también en 2011 por CareerBliss, y la cual puedes encontrar aquíson profesiones rentables, pero que quienes las ejercen consideran aburridas y estresantes en lo que se refiere a los horarios de trabajo y las relaciones interpersonales. Estas personas se sienten atascadas en jerarquías burocráticas y ven poca utilidad en lo que realizan, lo que podría, en los casos más leves, verse reflejado en la cultura institucional y la atención al cliente y, en los más graves, llevar a las organizaciones a la quiebra.
¿Una última ironía? Según estimaciones del Bureau of Labor Statistics de Estados Unidos, las diez profesiones que se perfilan como las mejor remuneradas en el futuro poco tienen que ver con las satisfacciones ofrecidas por las diez más felices, tal como puedes observar en esta lista.  
Sea como sea, al parecer lo ideal es encontrar en tu carrera una fuente de gratificación que te permita, además de recibir un buen sueldo (porque, ¿quién no lo desea?), la satisfacción de divertirte, encontrar un sentido a lo que haces y poder ayudar a otros. Y afortunadamente cada vez más puede lograrse eso desde cualquier campo, basta con que te decidas a ver cómo le haces. 
 
 
Jorge Pérez-Reyes
Psicólogo 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *