El por qué y para qué de los cursos de Letras

“Aquí lo que se busca es formar profesionales, y los profesionales son personas. En la profesión se juega la condición de humanidad de una persona. No creo que los conocimientos humanísticos sean un  añadido a lo profesional. La persona, para ser efectivamente persona, tiene que actuar y eso se cumple en el terreno profesional”1.
Carlos Gatti Murriel
Profesor del Departamento Académico de Humanidades de la UP
Cada semestre, en el Servicio de Psicopedagogía y Fortalecimiento de Competencias, nos encontramos con estudiantes que, tras armar su horario de clase e intentar definir el de estudio, se topan con una gran interrogante: para qué llevar cursos “de letras” y cuánto tiempo dedicarles.
Es sabido que un grupo de estudiantes reniega de los cursos de Humanidades y de Ciencias Sociales, los desvalorizan y descuidan, pues consideran que quitan tiempo que podrían dedicar a las matemáticas, las economías, las estadísticas o la contabilidad. Algunos los sienten como una carga necesaria que prefieren sacarse de encima lo antes posible; los más “benevolentes” los consideran cursos ideales para levantar el ponderado sin tener que dedicarles demasiado tiempo y esfuerzo, sin preocuparse por aprender –y aprehender–  sus contenidos.
Es por esta razón que decidimos conversar con algunos profesores de los departamentos académicos de:
-Ciencias Sociales y Políticas   y
-Humanidades
para poder transmitirles de mejor manera la razón de ser de estos cursos y su importancia en la formación de toda persona y profesional, sea cual sea su carrera.
Liuba Kogan, jefa del Departamento Académico de Ciencias Sociales, nos cuenta que los cursos de este departamento pretenden ayudar a entender los fenómenos sociales y culturales en un mundo globalizado y cambiante para tomar decisiones adecuadas. A continuación sus comentarios acerca de los cursos de Psicología y Sociología:
La psicología, estudia en primera instancia al individuo, y para ello parte de dos preguntas: ¿qué interviene en la toma de decisiones? y ¿cómo influyen los grupos y medios de comunicación en el comportamiento de las personas? A decir de Liuba, la economía y las disciplinas empresariales presentan un sujeto que toma decisiones racionales. Pero no es solo la razón la que interviene en este proceso, sino también la motivación, el aprendizaje, la percepción, es decir, el mundo interno.
En la Administración se relaciona con el marketing (toma de decisiones, psicología del consumidor, etc.) y los recursos humanos. Además con el neuromarketing, disciplina actual que intenta responder a cómo se toman decisiones a partir del estudio del cerebro.
En cuanto a su relación con la Economía, actualmente hay una línea de trabajo que responde al curioso nombre de behavorial economics, e intenta explicar cómo afecta el comportamiento y la toma de decisiones en la economía.
Su objetivo es lograr la comprensión de los fenómenos y fuerzas sociales, buscando ubicar al individuo en su mundo. No se puede negar el hecho de que las empresas están en una sociedad, y los conflictos que se dan en ésta van a afectar el mundo de los negocios. Temas como el trabajo infantil, trabajo y mujer, uso de la publicidad, estereotipos, globalización y mercados internacionales, son tratados a lo largo del curso.
Los primeros cursos del departamento de Humanidades a los que los estudiantes se enfrentan son Lenguaje y Filosofía… veamos qué hay que decir sobre ellos.
Martina Vinatea, profesora de Lenguaje I y Lenguaje II, nos cuenta que estos cursos enfatizan el uso del lenguaje académico y profesional, y están pensados para que los estudiantes logren redactar y expresarse en estos niveles. En la cadena se ve una progresión en la capacidad de pensar y estructurar el mundo, reflejada a través de un proceso gradual que va desde la unidad básica, léase la oración (Nivelación), pasando por el párrafo (Lenguaje I), hasta llegar a la formación de textos (Lenguaje II), es decir, de lo micro a lo macro.
Con respecto al curso de Filosofía, Ángel Pérez, coordinador de dicha asignatura, nos dice que el objetivo es estudiar y trabajar la lógica del pensamiento, por lo que el curso va unido  a un mayor dominio del lenguaje; por esta razón, recomienda llevarlo luego de Lenguaje II, ya que se trabaja la capacidad de opinar, discutir, proceder con lógica mentalmente. El curso se divide en tres partes o bloques de contenidos: definición de filosofía (occidental), historia de la filosofía, y la profundización de un tema o autor a elección de cada profesor.
¿Que no se relaciona con las carreras que se enseñan en la UP? Grave error. En Economía, por ejemplo, no se podría comprender las dinámicas de intercambio sin un contexto filosófico, además de social. No debemos olvidar, por otra parte, que son filósofos como Karl Marx y Adam Smith quienes sentaron las bases de la economía.
Así que ya sabes, antes de renegar de estos cursos y restarles importancia, preocúpate por comprender cómo se enlaza con aquellos que crees imprescindibles en tu formación profesional, pues sin un adecuado trasfondo y contexto psicológico, sociológico y filosófico, todo lo demás carece de sentido.
Jorge Pérez-Reyes
Psicólogo
Referencias
1.Grimaldi, D., & Zakrzewski, B. (2012). Cuéntamelo todo y exagera con Carlos Gatti. Boceto N°23. Año X. Julio 2012., 18-23.

2 comments

  1. Anonymous   •  

    Por mi parte la pregunta es distinta: por qué no hay más cursos de letras en la UP?
    Además, sería bueno que exista un espacio para las personas que sí disfrutan de estos cursos, como un espacio para escribir o conversatorios.

  2. GDA   •  

    De acuerdo contigo; se requieren más espacios como los que ofrecen estos cursos. Sin embargo, posiblemente mientras que la mayoría de alumnos no comprenda su importancia y les dé el valor adecuado, es difícil que se ofrezcan más cursos. Afortunadamente, hay cursos que los departamentos académicos de Humanidades y CC.SS.PP. ofrecen como electivos, además de las actividades paraacadémicas que puedes aprovechar. Y si todo eso no te basta (dudo que lo haga), siempre puedes, como alumno de la UP, llevar propuestas a las diversas autoridades: jefes de Departamento, CEUP, REUP, Preboste, etc. y trabajar para que haya una mayor y más variada oferta; recuerda que tú tmabién puedes hacer algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *