¿Qué es la comunicación efectiva?

¿Qué es la comunicación efectiva? ¿Qué características posee? ¿Qué competencias involucra?

Los estudiantes de la UP saben que la comunicación efectiva es una competencia valorada actualmente en el mercado laboral. Pero, al preguntárseles qué implica comunicarse efectivamente, dudan de su respuesta. Algunos se animan a soltar términos como asertividad, empatía, capacidad de relacionarse a todo nivel, entre otros.

Pero, ¿qué implica cada uno de estos conceptos? Ahí es donde el silencio invade el aula. Veamos entonces cada uno.

Martha Alles define comunicación como “la capacidad de escuchar, hacer preguntas, expresar conceptos e ideas en forma efectiva, y exponer aspectos positivos. La habilidad de saber cuándo y a quién preguntar para llevar adelante un propósito. Es la capacidad de escuchar al otro y entenderlo. (…). Incluye la capacidad de comunicar por escrito con concisión y claridad.”

Una definición extensa, ¿cierto? Descomponiéndola, notamos que incluye, efectivamente, la asertividad y la empatía. Más aún, hace referencia a la capacidad de comunicar de manera oral y escrita, esta última muchas veces no considerada al definir la competencia.

Pero no nos desviemos. ¿Qué son la asertividad y la empatía?

La asertividad, término que no se encuentra en el diccionario de la Real Academia Española (RAE), es un estilo comunicativo entre la pasividad (no expresar ideas u opiniones, generalmente por temor a ofender o a que se molesten; el pasivo vive en la posición “yo estoy mal, tú estás bien”) y la agresividad (expresar lo que se piensa o siente sin considerar los sentimientos ajenos; el agresivo vive en la posición “yo estoy bien, tú estás mal”).

Así, la persona asertiva logra establecer un vínculo comunicativo sin agredir a su interlocutor, pero tampoco sin quedar sometido a su voluntad. Por lo tanto, puede comunicar sus pensamientos e intenciones y defender sus intereses. En el campo profesional, donde cada día hay que alcanzar los objetivos marcados, la asertividad es clave.

La empatía, por otra parte, es definida por la RAE como la identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro. Por más que se mencione la palabra “identificación”, la empatía no implica necesariamente identificarse con el sentir del otro, sino comprenderlo cognitivamente (aquí se diferencia de la simpatía, proceso netamente emocional que nos permite percibir los estados de ánimo del otro, sin necesariamente comprenderlos).

Asertividad y empatía, por tanto, son fundamentales para lograr una comunicación efectiva a todo nivel. Ser asertivo sin empatía es difícil, ya que la primera implica considerar cómo puede sentirse el otro cuando nos expresamos.

Jorge Pérez-Reyes
Psicólogo

 
Referencias
Alles, M. (2004). Diccionario de comportamientos. Gestión por competencias. Buenos Aires: Granica.
Diccionario de la lengua española. Real Academia Española. http://www.rae.es/recursos/diccionarios/drae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *